Categoría: Desarrollo Social

SONY DSC

La Ciudad recibió sillas de ruedas para niños donadas por la Fundación Garrahan

Fue como parte del acuerdo de colaboración que mantienen ambas instituciones. En los Centros de Atención al Vecino municipales recolectan tapas de plástico y elementos de papel y bronce, que luego son remitidos a la Fundación para ser reutilizados con fines benéficos.

El secretario de Desarrollo Social municipal, Gustavo Vitarelli, recibió este martes la donación de tres sillas de ruedas para chicos, que la Fundación Garrahan le otorgó a la Municipalidad. Fue como parte del acuerdo de cooperación en propuestas de reciclado, que las instituciones tienen en marcha desde junio.

“La Subsecretaría de Control Ambiental municipal trabaja codo a codo con la Fundación, que en este caso le retribuye a la Ciudad la colaboración que hace con las campañas de recolección de material reciclable. De este modo, han procedido a la donación de sillas de ruedas para niños”, explicó Vitarelli. Además, comentó que en vinculación con el Observatorio y el Consejo de Discapacidad del Concejo Deliberante se abocarán para llegar con estos elementos a quienes más lo necesiten. “Tienen un costo y muchas familias no pueden acceder. Con un estudio socioambiental determinaremos quienes serán los beneficiarios”, aseveró.  

Ivette Campot, referente voluntaria de la Fundación Garrahan en San Luis, manifestó su satisfacción por el nuevo paso dado con la Ciudad. “En esta oportunidad, en el marco del proyecto “Sillas de Ruedas de Esperanza”, estamos acercando este material. Esto se realiza pensando principalmente en los chicos que tienen problemas de movilidad para evitar la deserción escolar. Por eso están diseñadas especialmente”, precisó.

Además, resaltó el buen trabajo realizado con la Municipalidad, fundamentalmente, en la recolección de tapas plásticas. “Muchos vecinos se han contactado para que pasemos a retirarlas. En el Centro de Disposición Final municipal tenemos una importante cantidad que van a iniciar pronto su viaje a la Fundación, que está necesitando material para confeccionar las máscaras”, comentó.

En ese sentido, cabe recordar que el pasado 30 de junio la Fundación le donó al Municipio 200 máscaras de protección que son producidas con el mismo plástico de las tapas de botellas. El material se destinó al personal de la Secretaría de Servicios Públicos.

También, como parte de este acuerdo, el pasado 8 de julio, la Ciudad retiró más de 150 equipos de computación en desuso del Poder Judicial, con más de 20 años de antigüedad, que serán remitidos al Garrahan para el reciclado de diversos materiales.

“Trabajamos a pleno en tiempos difíciles. Siempre San Luis muestra su solidaridad y su conciencia ambiental porque estos materiales terminan siendo basura que contamina”, concluyó Campot.

Las sillas serán otorgadas según estudios socioambientales.

Leer Más

La Municipalidad y la UNSL buscan cooperar en políticas para adultos mayores y discapacidad

Referentes de ambas instituciones se reunieron para avanzar en un acuerdo de colaboración. También, se habló de trabajo conjunto en tópicos de la economía social.

Este jueves, la secretaria Legal y Técnica, Gretel Calí, y el secretario de Desarrollo Social, Gustavo Vitarelli, como representantes de la Ciudad, mantuvieron un encuentro de trabajo con el vicerrector de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), Héctor Flores, y su equipo de colaboradores.

El encuentro se realizó en las instalaciones de la casa de altos estudios con la finalidad de adelantar en la posible firma de convenios para el trabajo colaborativo en temas como discapacidad y adultos mayores.

Asimismo, durante la actividad, se planteó la posibilidad de efectuar un trabajo conjunto vinculado a la economía social y solidaria.

Fuente y foto: Prensa UNSL

Leer Más

La Ciudad y la UNSL capacitarán en violencia de género y diversidad a personal municipal

Este miércoles se realizó el primer encuentro entre las instituciones para comenzar a diagramar las actividades. Por el distanciamiento social, los cursos podrían efectuarse de manera online.

La Ciudad y la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) comenzaron a delinear un ciclo de capacitaciones en violencia de género y diversidad para el personal municipal en el marco de la adhesión a la Ley Micaela.

Este miércoles se celebró la primera reunión en las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social municipal. Participaron, el titular del área, Gustavo Vitarelli, y por la casa de altos estudios, el secretario de Comunicación Institucional, Claudio Lobo. También, participaron la directora de Abordaje Territorial, Micaela Rodríguez, la directora del Hogar de Protección Integral para Mujeres en Situación de Violencia, Lorena Delgado, y el director de Promoción del Trabajo, César Marilungo.

“Nos encontramos con gente de la UNSL para comenzar a trabajar en capacitaciones en temas relacionados a la violencia de género y la diversidad, que estarán destinadas a todas las áreas de la Municipalidad”, expresó Vitarelli. Y agregó que por la pandemia los cursos podrían ser de manera virtual.

Por su parte, Lobo explicó que las políticas de género son sustantivas y transversales en toda gestión de instrucción y resaltó la importancia de trabajar mancomunadamente con la Ciudad para construir bases de trabajo y desarrollo mutuo.

“Celebro que vamos en consonancia. Tanto la UNSL como la Municipalidad han adherido a la Ley Micaela. Ya hemos tenido una primera y muy buena experiencia de trabajo en conjunto con la capacitación que brindó la doctora Ottaviano para los equipos de comunicación de ambas instituciones, que nos sentó las bases para pensar la idea de construir una política transversal que no quede en una sola institución”, señaló.

Las Capacitaciones

Según explicó Lobo, la UNSL posee una trayectoria de trabajo, formación, investigaciones y armado de protocolos en materia de violencia de género desarrollado desde el Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI).  

“La propuesta va a apuntar primero en una capacitación que tiene que ver con erradicar culturalmente las violencias de géneros, donde todas las áreas puedan acceder a cursos sostenidos para detectar los casos de violencia, no solo para afuera, sino también al interior de la institución”, detalló Lobo.

Por último, el académico remarcó que “la idea es darle continuidad a largo y mediano plazo al proceso formativo para que pueda tener un buen punto de llegada”. 

Leer Más