Desde el año 2019, San Luis es una ciudad Pirotecnia Cero, donde rige la ordenanza N° VIII-0929-2019 (3624/2019) que prohíbe la venta y el uso de la pirotecnia sonora.

¿En qué consiste?

La ordenanza prohíbe la utilización, comercialización, acopio, exhibición y expendio al público de pirotecnia y cohetería sonora, sean de venta libre o no y/o de fabricación autorizada. Quedan exceptuados de la prohibición los fuegos artificiales de tipo únicamente lumínicos. 

¿Cuáles son las sanciones por incumplir la norma?

Quien no cumpla con la ordenanza de Pirotecnia Cero será sancionado con multas y clausuras.

¿Porqué esta ordenanza?
La pirotecnia afecta la audición, la salud y el bienestar de la población.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que el oído tiene como tolerancia máxima al ruido un umbral de 65 decibeles (dB) luego de eso ya genera afecciones. Los artificios pirotécnicos sonoros superan los 140 decibeles, lo que produce en las personas afecciones auditivas y extra auditivas negativas. 

Afecta a personas con autismo y asperger   

La Asociación Argentina de Padres Autistas APAdeA afirma que la contaminación sonora que produce la pirotecnia provoca ataques de pánico en jóvenes y adultos con autismo y asperger. Su hipersensibilidad provoca un alto nivel de nerviosismo y los lleva, en algunos casos, a autolesionarse.

También afecta a niños, adultos mayores y mascotas.

Además de afecciones auditivas en humanos, el uso de fuegos de artificio genera en los animales taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo y/o muerte. 

¿Qué daños puede causar al ser utilizada?

Es de público conocimiento que la pirotecnia es un peligro latente para quienes la manipulan, sean niños o adultos, ya que se pueden producir detonaciones de manera espontánea, dañando la integridad física de las personas.

El uso de pirotecnia está relacionada con el riesgo de incendios   

En espacios naturales provoca pánico en la fauna silvestre y un estrés irreversible en los animales, además de constituir un riesgo latente de provocar incendios forestales. 

Ciudades y provincias que se han sumado a esta iniciativa

Varias ciudades de la provincia de San Luis han limitado el uso y comercialización de la pirotecnia. Juana Koslay, Villa Mercedes, Merlo, El Volcán, Unión, Tilisarao y La Punta cuentan con ordenanzas que prohíben la pirotecnia.

Tres provincias han prohibido de distintas formas el uso y comercialización de pirotecnia: Tierra del Fuego, Neuquén, Mendoza. En San Luis la ley para prohibir la pirotecnia y cohetería sonora en todo el territorio provincial ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados. 

Cumplamos y cuidemos a quienes más lo necesitan. En la Ciudad, todo el año… “Pirotecnia Cero”.